martes, 25 de noviembre de 2008

Holanda 1988. El triunfo de los culpables.



Las situaciones de transición suponen circunstancias difíciles para las organizaciones. En el caso del fútbol, quizá el caso más claro es la Holanda de los primeros años 80.
Aquella selección del fútbol total que maravilló en los setenta comenzó su declive en la Eurocopa de 1980. Allí, en su último partido, contra la campeona, la Checoslovaquia de Panenka, comenzaron ocho años de desengaños. El empate a uno no les sirvió para pasar la primera fase. En aquel equipo aún figuraban muchos de los compañeros de Cruyff: el portero Schrijvers, el oso del estadio De Meer; los gemelos Willy y René Van der Kerkhof, que personalizaban la llegada y la clase; Krol, prototipo del zaguero seguro y técnico; “Bombardero” Haan, el genio sacrificado o Rep, el potente extremo que, sin embargo, pasó sin hacer ruido por el Valencia. Eran futbolistas acostumbrados a ganar. En su selección y en sus clubes. Pero aquel fue el último gran torneo para aquella generación prodigiosa. Trataron de clasificarse para España 1982, apoyados por figuras en ciernes como Gullit, Kieft, Rijkaard y Van Breukelen. No les fue posible. Un gol de Platini en París dio el pase a Francia, a la postre cuarta. Volvieron a intentarlo para la Eurocopa de Francia 1984, ya sin Neeskens, Rep ni René van der Kerkhof en el equipo, pero reforzados con Erwin y Ronald Koeman, Wouters, Vanenburg y Van Basten. Sin embargo, en la mayor hazaña futbolística que se recuerda en nuestro país, aquella España inquebrantable y misteriosa doblegó a Malta 12-1 dejando fuera a los tulipanes por la mejor diferencia de goles. Fue la despedida de Schrijvers, Haan y Krol. España jugó y perdió la final maldita del Parque de los Príncipes.
El último de los supervivientes de los mundiales de 1974 y 1978, Willy Van der Kerkhof, terminó su carrera internacional en el partido crucial de Holanda en su clasificación para el mundial de México 1986. La Bélgica de Pfaff, Gerets, Vandenbergh y Ceulemans apeó a Holanda por tercera vez consecutiva. Bélgica, tras eliminar a España en cuartos, terminó cuarta.
Menos de tres años después, Holanda venció con brillantez por dos goles a cero a la URSS de Dassaev y Belanov. Era la final de la Eurocopa 1988. Y allí, levantando la copa Henry Delaunay, estaban todos los que habían fracasado con anterioridad. Algunos tres veces, otros dos, otros una… pocos eran los inmaculados. No quedaba ningún veterano de Argentina 78. Todos eran nuevos, todos habían sido culpables. Ahora pasarían a la historia.
Puede que la presión de los veteranos impidiera el desarrollo de todos aquellos talentos. Quizá sólo cuando se sintieron independientes se desarrollase su verdadero potencial como grupo. Superando sus fracasos. Cambiando.

martes, 18 de noviembre de 2008

La Falta de Rigor





Este fin de semana leía en un periódico de los llamados económicos un artículo firmado por Santiago Alvarez de Mon que no dejó de sorprenderme.

Afortunadamente la libertad de opinión en nuestro país permite que todo el mundo tenga derecho a expresar sus ideas pero desgraciadamente, no siempre se hace con el rigor conveniente. Esto es el caso del artículo que comento.

Es evidente que se ha querido, como él mismo comenta en el artículo “aprovechar el tirón mediático del Real Madrid” para dar “consejos” aplicables a la vida empresarial, interesante tarea, sin duda, pero a la hora de dar consejos hay que predicar con el ejemplo, y mal ejemplo da aquel que fundamenta sus comentarios en simples opiniones en la mayoría de los casos sin la documentación y ni siquiera la reflexión suficiente para poder no errar en demasía.

El rigor a la hora de enseñar, es sin duda uno de los elementos que más credibilidad puede generar en los alumnos.

Estoy seguro que si hubiese algo de análisis el “corazón madridista” del Señor Álvarez de Mon sufriría mucho menos.

Como madridista quisiera que nuestro equipo ganase siempre, pero parece un deseo difícil de obtener, perder no es una crisis, en los dos últimos años el Real Madrid ha hecho una profunda transformación de la plantilla del primer equipo en fútbol y baloncesto y de forma inmediata se han conseguido títulos muy importantes en ambas disciplinas, y al mismo tiempo resultados económicos muy destacados y sólidos, poniéndose las bases de un modelo que debe permitir, fuera de coyunturas más o menos satisfactorias, que pueda mantenerse en la élite del fútbol mundial por mucho tiempo.

No es lo mismo hacer un comentario a los amigos sobre los resultados de un partido u opinar sobre la evolución al inicio de una temporada de un equipo, que hablar sobre en un periódico alegremente sobre “la crisis de un Club” o sobre “el muestrario de errores acumulados de una riqueza incalculable”.

Hay muchas cosas que el mundo de la empresa puede sacar del mundo del deporte y viceversa, pero el mundo en general está necesitado de reforzar valores que cada vez se están perdiendo más y más, como es el rigor, del que carece sin duda su opinión. Esa carencia de valores encierra muchas de las causas que nos han llevado a la difícil situación que a nivel mundial estamos viviendo en la actualidad.

martes, 11 de noviembre de 2008

El Compromiso de Joseba Etxeberria


Etxeberría el veterano jugador del Athletic de Bilbao acaba de renovar por una temporada más en el equipo al que ha dedicado toda su carrera profesional en la división de honor.

Esto no sería un hecho para destacar en este blog, si no fuera por el hecho de que lo va a hacer sin cobrar. Es decir Joseba Etxeberría va a jugar la temporada 2009/2010 gratis, sin percibir una remuneración económica a cambio, circustancia sin precedente en el mundo del fútbol profesional.

Según las declaraciones del jugador de esta forma cumple su sueño de jugar 15 temporadas en el Athletic, club con el que se siente un fuerte compromiso y un gran agradecimiento por como le han tratado durante toda su carrera.

Este tipo de compromiso es el que perseguimos en la empresa con todos los medios que disponemos, pero no siempre con éxito. ¿Se puede aspirar en las organizaciones a que sus profesionales tengan comportamientos similares a los de Etxeberria? No tanto que prescindan de su salario, cosa inviable ya que viven de su trabajo, como de comportamientos equiparables que trasluzcan un compromiso total con un proyecto empresarial.

¿Utopía o realidad alcanzable?

La Escuela del Deporte


El deporte más allá de su aspecto de ocio y entretenimiento, de su impacto como fenómeno sociológico es permanentemente una escuela donde aprender valores y comportamientos que pueden ser perfectamente trasladables al mundo de la empresa.

A partir del libro Basuketoboru, que hemos escrito Eduardo Schell y yo, donde desgranamos el éxito de la Selección Española de Baloncesto, hemos decidido crear este espacio de reflexión donde poder analizar juntos los múltiples ejemplos, positivos y negativos, que nos ofrece el mundo del deporte en un sentido amplio, y las lecciones que podemos aprender para el mundo de la empresa.

Este pretende ser un blog plural y abierto, donde invitaremos a participar periódicamente a grandes profesionales del mundo del deporte y de la empresa, para poder compartir y enriquecernos con sus visiones y experiencias.

Pero como dijo Magic Johnson, un jugador solo puede ganar un partido, pero sólo un equipo puede ganar un campeonato, por ello tú eres un elemento clave en la vida de esta iniciativa que esperamos que te apasione tanto como a nosotros.


Eduardo Schell y Eugenio de Andrés
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails