lunes, 16 de noviembre de 2009

¡Estrellas Castigadas!

En el último derbi entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, Guti acumuló su tercer partido sin ser convocado, y según como parece que van las cosas no va a ser el último. Raúl por su parte, el eterno capitán, al igual que el crack argentino Kun Agüero, empezaron el partido en el banquillo.

Detrás de estas ausencias puede haber muchas causas, algunas que intuyo y otras que seguro desconozco, pero desde luego todas ellas me dan pie a hablar del hecho de castigar a los jugadores importantes sin jugar.

Yo soy contrario a estas medidas, como soy contrario a las rotaciones por sistema: los grandes jugadores están para jugar y las rotaciones deben responder a la realidad de cada encuentro, y no a las suposiciones ideales que un entrenador se pueda hacer en su despacho.
Sin duda, en Baloncesto es mucho menos complicado que en futbol, ya que las reglas de juego son más abiertas en cuanto a cambios se refieren, y te dan pie a manejar los tiempos de juego de cada jugador según el devenir del partido.

Sentar a una estrella por castigo, que es distinto de sentarla para darle descanso (como ha sido el caso de este fin de semana de Xavi o Iniesta contra el Mallorca), ó porque su estado de forma sea lamentable, es malo para el equipo que no puede contar con su aportación, además de perder imagen frente al rival, es malo para el Club que ha invertido para obtener un rendimiento por ese jugador, deportivo y publicitario, y al mismo tiempo es malo para los espectadores que pagan por verles jugar.

Esta práctica del castigo era utilizada por la Universidades Norteamericanas, ahora desgraciadamente cada vez menos, con los jugadores jóvenes a los que les obligaban a que su trayectoria académica fuera positiva para poder jugar, medida importante para su propio desarrollo profesional y personal. Pero a nivel profesional las estrellas ya no son universitarios.
Creo que hay otras formas de solucionar un conflicto con un gran profesional más que relegarlo al banquillo. Apartarlo parece una solución fácil, pero no es buena porque en primer lugar atacamos el ego del jugador, factor muy delicado con este tipo de estrellas y en segundo lugar hacemos público un tema que debe ser privado, con lo que complicamos notablemente su solución.

Yo apuesto por el dialogo cara a cara, por dedicar tiempo a hablar con el jugador, para tratar de comprender cuales son los factores que le hacen comportarse de forma inadecuada. Detrás de un conflicto, de un bajo rendimiento, de una actitud desafiante, suele haber causas profesionales y no profesionales que lo provocan. Si no eres capaz de identificarlas y de actuar sobre ellas, no hay tiempo en el banquillo ni semanas fuera de la lista de convocados que lo solucione.
El dialogo es más efectivo que el látigo, trabajar la relación más útil que el castigo, pero desde luego estás soluciones llevan más tiempo, mayor habilidad en la gestión de personas y desde luego más implicación por parte del líder.

Por supuesto, respeto todas las medidas que utilizan los entrenadores para buscar soluciones a los problemas del rendimiento de sus jugadores, ya que cada maestrillo tiene su librillo. Mi reflexión sólo es una opinión y no una crítica. Lo que si tengo claro es que, “si las medidas que adoptemos no dan resultados, que las estrellas se rasquen el bolsillo, ¡Qué esto sí que les duele!

16 comentarios:

Eugenio de Andrés dijo...

Coincido con Lolo, creo que aparcar profesionales es una mala estrategia para todas las partes. Por un lado la empresa aumenta su ratio de ineficiencia, teniendo recursos caros no productivos. Por otro lado estos "Cementerios de Elefantes" vician el ambiente del grupo y transmiten unos dudosos valores al resto de la organización. Y por último para el profesional que ve mermada su autoestima y su propia felicidad.

Yo iría un paso más que Lolo, si el dialogo no funciona, despidamos a lis malos profesionales de las buenas empresas, y por otro lado si no somos capaces de cambiar las malas organizaciones cambiemonos de trabajo, no tenemos nada que perder.

Roberto dijo...

Como anillo al dedo viene el articulo de John Carling este fin de semana en EL PAÍS.

Cuando no hay razones de estricto rendimiento para apartar a un profesional. ¿Cabe que el lider de un equipo/empresa/organización apele al "feeling"?

¿Ve alguien a nuestros líderes empresariales con el valor suficiente para apelar a este feeling?

Creo que nos queda mucho camino que recorrer.

Jorge dijo...

¿Lo dices en clave del Madrid Lolo o en general?

Te digo porque en clave madridista el horno no está para bollos. Mira este blog donde toca el tema de las rotaciones al que aludes tu

http://donsantiagobernabeu.blogspot.com/

¡Valdano dimisión!
Publicado por Dani Buyo 16 de noviembre de 2009 comentarios (44)

Estimados lectores, en primer lugar pedirles disculpas por esta larga ausencia, al final cuestiones laborales me han impedido acercarme a un ordenador mas días de lo previsto, algo así como el adiós del Captain, que se alarga interminablemente en el tiempo.

Estos días de ausencia, y ante la falta de partidos del club blanco, se han prodigado los futbolistas, en especial los tres capitanes, en declaraciones, algunos de ellos por partida doble, por eso del ser el Captain. Por si fuese poco, leí con estupor dos noticias, la primera era una supuesta orden que daba Valdano a Pellegrini para que acabase con las rotaciones ¿pero quién es aquí el entrenador?, digo supuesta porque era una noticia (en esta ocasión del Diario AS) estilo "Ironman" es decir, sin pruebas. Lo peor fue leer la segunda noticia, en este caso, no leerla. Llevo cuatro días esperando que tanto el Director General como el míster desmientan tal cosa, y no lo han hecho, por lo que habrá que darle credibilidad a la misma, ya saben que quien calla otorga. Un punto para el Director General, dos mas y pido su dimisión.

http://donsantiagobernabeu.blogspot.com/

En terminos generales la forma de corregirr varia:

-se pueden enviar mensajes indirectos hablando siempre en forma condicional

- se pueden enviar mensajes positivos haciendo ver lo que uno lograria (p.e. Johan Bruyneel a Lance Armstrong E-Mail de Belgica a EE.UU cuando tenia cancer: El maillot amarillo te quedará de cine en el podio de Paris: Lance lo imprimió y lo puso en su habitacion y ya ves...7 tours). Ya se que es un caso distinto pero se puede utilizar el medio escrito para motivar

- o hacer como Ferguson, el que le engañe como Forlan y se ponga tacos de goma y no de aluminio, no juega mas por saltarse las normas. Forlan aprendió y asi ha salido tan serio con Villarreal y Atletico Madrid

Francisco dijo...

Hola Lollo encantado de comentar tu artículo. Últimamente he vivido y sigo viviendo desde posiciones interiores y exteriores (realizando un simil con el basket) la vida de algunos de estos jugadores. Normalmente muchos de estos jugadores que han vivido siempre en la élite tienen una tolerancia muy baja a la frustración. Desde muy pequeños han tenido toda clase de beneficios en su vida por lo que cualquier cambio les desestabiliza emocionalmente, sobre todo sino han tenido un buen psicólogo al inicio de su carrera.
Creo que igual que en todo, cada jugador necesita de un tratamiento personal, no creo que haya una receta genérica, pero lo que si tengo claro es que el entrenador que maneje este tipo de jugadores, cada vez más presionados desde su ambiente familiar para ser estrellas, debe de tener un perfil psicológico y coach (como catapultador de cualidades no como entrenador técnico) y que sólo de esa forma se podrá sacar el máximo rendimiento a jugadores "estrella" que en la mayoría de ocasiones están de vuelta de todo y que el castigo no les vale para nada.. justo al contrario.. enrarecer vestuarios y como consecuencia malos resultados.

Antoni dijo...

ienso que nadie es imprescindible en un equipo, aunque a veces pueda parecer que es indispensable. Si el coste monetario o emocional de una persona de cualquier equipo humano, sea deportivo o no, se mantuviera dentro de unos parámetros de gestión profesionales, es decir, que el director del equipo es el que decide quien es el mejor para cada proyecto, o partido, estoy seguro que no pasarian tantos problemas como los que apuntas. La gestión de Pep Guardiola, en este sentido puede enseñarnos mucho. En cuanto a lo aplicable a la empresa privada, las presiones pueden ser la mismas según el perfil del profesional que tengamos, habiendolo seleccionado nosotros o no. Solo la gestión profesional objetiva debe prevalecer.

Joaquín dijo...

Estimado Lolo, en primer lugar muchísimas gracias por tus reflexiones.

En cuanto a tus comentarios, y las matizaciones de Antoni, estoy totalmente de acuerdo. Aquí, como en cualquier proceso de gestión de equipos, prima el liderazgo, la objetividad, la motivación y, como no, la recompensa por objetivos conseguidos.

Agustí dijo...

Hola Lolo,

La palabra castigo, según consenso, tiene una importante componente negativa. Viendo la definición de la RAE la primera lectura positiva se encuentra en la última palabra: Enseñanza.

Cuando yo era niño, había una refran muy popular y que, hoy, ha caído en desuso: "La letra con sangre entra".

La pregunta que formulas no permite una única respuesta pués:

a. Si no juega el jugador X, ¿El equipo se beneficia o pierde?
b. Si no juega el jugador X, ¿Analizará el por qué no juega?
c. ¿Lo entenderá la afición? Fractura social de la masa.
d. Generalmente, los jugadores problemáticos suelen ser los más carismáticos o los primeros espadas del equipo
e. ¿Qué papel jugará la directiva en el conflicto?

Este verano escribía acerca de Eto'o: Aptitud, Actitud y Carácter. ¿Qué ha fallado? en el blog www.habilidadesdirectivas20.wordpress.com. El enlace es http://bit.ly/3Wqt1q

En este caso, creo que, en mi opinión, el error se localiza en la salida de tono de las declaraciones de Vilafranca.

En el mundo económico, este tipo de conflictos suele resolverse con un "a la calle". En el mundo deportivo, donde se conjugan tantos o más intereses que en el económico, se evita el conflicto emocional entre la directiva y la afición tomando, en general, partido por el jugador.

Pellegrini, por seguir con tu ejemplo, ya triunfó en el Villarreal con Riquelme. ¿Triunfará en el Madrid? Difícil respuesta...

Por cierto, si no me falla la memoria, en tu caso tuviste al malogrado Fernando Martín a tus ordenes. ¿Tuviste problemas?

Pedro dijo...

Sin aludir a ninguno de los mencionados (desconozco si son castigados-corregidos y lo que lo habría motivado con el grado de certeza necesario), creo que a los indispensables hay que cuidarlos; y cuidarlos incluye el ayudarles a percibir la realidad siempre, aportándoles la visión objetiva y serena que les ayude a no dejar de "pisar tierra". Esta actitud de honestidad en el liderazgo aporta confianza a los equipos y ayuda a no perder el foco.

Rataplan dijo...

Estoy de acuerdo en ese trato cara a cara para con los jugadores conflictivos, para no perder la imagen de equipo y usar el castigo quizá como última medida… pero con lo que cobran los jugadores (sobre todo los de primera) y teniendo en cuenta que un equipo es una cadena de mando, el castigo es algo que debe estar ahí y más cuando es practicamente una sola persona la que maneja grupos de 15-20 jugadores y no todos dispuestos a cooperar alégremente, ¿acaso en una empresa cualquiera cuando alguien comete una insubordinación lo mandan al psicólogo? a lo mejor se debería pero no es lo que pasa, y en el fútbol no va a ser distinto, suerte tienen algunos jugadores con que no se les despida como le podría pasar a cualquier otra persona.

Toni dijo...

¡Lolo Sainz que excelente articulo!

Me eduque mucho leyéndolo y me parece muy acertado

Custardoy dijo...

Completamente de acuerdo, Lolo. Gran artículo que debería leer y poner en práctica Pellegrini sobre todo este fragmento “soy contrario a las rotaciones por sistema: los grandes jugadores están para jugar y las rotaciones deben responder a la realidad de cada encuentro”

jacquespuesto dijo...

Buff..si que parece escrito para el Ingeniero. Decir “rotaciones” en esots tiempos es decir Pellegrini. Vaya baño le da…es muy difícil hacer especulaciones sobre lo que pasa en el vestuario –como el mismo Lolo reconoce- pero más allá de la responsabilidad del propio jugador en su castigo es evidente que cuando un entrenador manda al banquillo a un futbolista es porque el diálogo ha fracasado o porque el ego (de alguno de los dos, o de ambos) se ha superpuesto a las necesidades del equipo. En cualquier caso, los que salimos perdiendo, por ahora, somos los aficionados (y Floren!): el doble castigo a Guti y Granero, dos jugadores hoy por hoy necesarios –sino imprescindibles, en partidos como la vuelta de Alcorcón- es una losa sobre el once. Si a ello sumamos que con las recurrentes lesiones, las famosas rotaciones con las que nunca juegan los noventa minutos los once mejores, que la preparación física parece ser discreta (el partido de Kaká con Brasil me pareció una señal en ese sentido) y que después de cuatro o cinco partidos todo futbolista necesita como mínimo un par de partidos para pillar tono el ataque de autoridad de Pellegrini nos puede salir muy caro. Máxime cuando tanto Guti como Granero han sido correctos en sus declaraciones al míster (“si me lo pide le dejo que se tire a mi novia”” “estoy con el míster a muerte, si quiere que me cambié de sexo pro el bien del equipo lo hago”) y el chileno ha repartido estopa casi cual Mourinho (“Guti jugara cuando quiera, esto es, cuando me salga de los eggs”).

Todavía estoy esperando a Godot, apuesto por mantenerlo, pero si hay catástrofe el 29N lo mejor es que se fiche otro entrenador sin que eso suponga el despedido del chileno: ambos entrenadores podrían rotar en el banquillo, que la temporada es muy larga y luego los míster llegan cansados a las últimas jornadas, donde uno de verdad se lo juega todo.

Cabeleira dijo...

Como Lolo…..Don Manuel (no al nivel del Mito de Sarria), pero Don Manuel. Gran artículo, no sólo aplicable al deporte sinó a la vida en si misma, a la manera tan necia que tenemos de relacionarnos unos con otros….. Todos los que critican a Gutiérrez matarían por ser él….. y Pellegrini no lo ayuda por que no le interesa, por que lo prefiere fuera, para debilitar todavía más el peso específico del 7. Lucha de poder, como la vida misma…..

jacquespuesto dijo...

Se ofrece capitán titularísimo, ex-7 de España. Buena colocación táctica, impresionante currículum, inmejorable manejo de vestuario. Garantiza goles de pillo. Se acompaña con referencias de Manolo Lama y Tomás Roncero.

Razón: preguntar por Floretino Peréz.

Daniel dijo...

Gran parte de culpa del comportamiento de las ‘estrellas’ lo tienen los propios clubes…

Lolo dijo...

Para Jorge:
Naturalmente lo digo en general.

Para Agustin:
Tengo un gran respeto por Pellegrini y creo que sacara el Real Madrid adelante. Con Fernado Martín, al igual que con otras grandes figuras que tuve la suerte de tener bajo mi mandato, tuve problemas, pero nunca los resolvi con castigos. La verdad es que eran un grupo fenomanal.

Para Francisco y Antoni:

Tengo que reconocer que vuestros comentarios son magnificos y muy a tener en cuenta. Cuanto se aprende de todos vosotros.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails