jueves, 29 de octubre de 2009

Abel y Pellegrini, víctimas de dos sistemas erróneos



Normalmente en este blog escribimos de jugadores/deportistas/figuras o situaciones ejemplares que son un modelo a seguir en todos los campos y particularmente en la empresa. Esta vez creo que hay un buen ejemplo de qué no hay que copiar. En principio iba a ser un monográfico sobre el Atlético de Madrid salpicado con detalles del Real Madrid, porque hace ya unos meses que creo que está cometiendo errores, pero al final será un post en el que compartirán protagonismo.

En el Atleti, la mala racha de resultados se ha cobrado a la primera víctima: Abel Resino. Quedando claro una vez más que es más fácil cargarse a uno que a 15. Y a Abel muerto, Quique Sánchez-Flores, puesto. No soy un defensor de Abel ni mucho menos, tampoco conozco en profundidad su sistema de juego ni sus conocimientos, pero queda claro que es el eslabón más débil de una cadena más que imperfecta.

En el Madrid, y más tras el Alcorconazo de la Copa, Pellegrini también está en el disparadero. Vuelve a quedar claro que es el eslabón culpable. Ya cuando le contrataron me pareció curioso que no firmase por toda la legislatura de Florentino. Firmó por 2 años, si no recuerdo mal, en lugar de por cuatro. Si era el ‘ingeniero’ ideal, el hombre escogido para dirigir la nueva y multimillonaria nave del reaparecido presidente, ¿por qué no firmó por cuatro años? Queda claro, a mi entender que no gozaba de la máxima confianza ni de un respaldo total. Y en cuanto ha soplado un poco el viento, las críticas han sido (tele) dirigidas hacia el técnico chileno. Tiene toda la pinta de que será la primera manzana en caer. Trabajar sin respaldo mina la moral de uno, fomenta la sensación de debilidad e intineridad y es complicado ejercer cierta autoridad.

En ambos casos, sin ser yo un gran defensor de ninguno de los dos, creo que hay que compartir culpas entre todos y apuntar mucho más arriba.

En el Atleti, club singular donde los haya, se detecta una bicefalia en el poder: Por un lado, Miguel Ángel Gil Marín, accionista mayoritario y que ejerce de consejero delegado. Además, está Enrique Cerezo, que es el presidente. Tras la debacle ante el Chelsea, Gil Marín dice que se desliga de cualquier toma de decisión deportiva y le deja 'el marrón' a Cerezo con un director deportivo, Pitarch, con el que ni se hablaba y con el que el Abel no tenía feeling según parece. Además, hay un cruce claro de declaraciones mediáticas entre Gil Marín y Cerezo evidenciando la falta de sintonía entre los teóricos líderes. Si así están los que mandan, normal que no haya tranquilidad alguna por abajo (plantilla, cuerpo técnico….).

Mediada la campaña pasada, despiden a Javier Aguirre y el remedio es traer a Abel Resino, "un hombre de la casa" y le garantizan que si es buen bombero, apaga el incendio y deja al equipo en Champions le renuevan una temporada más. Dos errores a mi parecer. ¿Eso de ser de la casa qué es? ¿Son méritos suficientes haber jugado ahí años y años atrás? ¿No habrá cambiado la casa ya en tantos años? La segunda parte (y a mi parecer): la sensación de inteniridad con la que empezó a trabajar Abel era latente, parecía más que claro que en cuanto perdiese 4 partidos seguidos se lo cargaban. Así ha sido. Y ahora, llega otro 'bombero' a intentar poner remedio a una situación mal parida desde el inicio y al que le han dicho que si deja al equipo en Champions, le renovarán.
Según lo veo, en el Atleti lo único que prima es el cortoplacismo. Y elevado a la máxima potencia. Todo esto dentro de un clima de inestabilidad social evidente con la afición protestando a los despachos con manifestaciones de por medido desde el primer dia.

En el Real Madrid, la forma de estructurar el proyecto también me parece cuestionable. Regresa cual ave fénix salvador un presidente que se fue sin previo aviso abandonando el barco mediada una campaña y parece que es el único capaz de poder salvar la nave. Comete los mismos errores que le condenaron en el pasado: fichar estrellas a golpe de talonario a precios desorbitados pensando que así se puede hacer un equipo y deshacerse de otros a precio más que cuestionable para poder hacer caja. Tras el derroche de dinero y facultades, llega el turno del entrenador. ¿No habría que haber fichado antes al técnico y consensuado un poco todo? No digo que el entrenador sea el que diga a qué jugadores hay que fichar ya que si se le destituye el club queda inundado de jugadores que otro entrenador puede no querer, pero hay que llegar a un tipo de consenso.
Creo que desde el primer minuto, la llegada de Pellegrini -apuesta de Valdano-hay que cogerla con alfileres por el tiempo que firma, que no es el mismo que la duración supuesta del mandato de Florentino. El chileno se encuentra con un equipo ya confeccionado en el que apenas tiene voz y muy poco voto y se le demandan resultados inmediatos. “Hay que hacer en un año lo que haría que hacer en tres”, dijo Florentino. Viva el cortoplacismo.

En ese ansia resultadista se olvidan valores fundamentales de creación de equipo, se paga a precio de crack el fichaje de promesas (Benzema) descartando otros jugadores muy válidos (Negredo), se descarta inicialmente repescar a unos poniendo su calidad en duda para luego ficharles y venderles como la gran solución (Granero –ojo que no es una crítica al jugador-), y así un sin fín de ejemplos más. Mientras, el gran rival, sigue sacando jugadores de la cantera, les da minutos, juegan y son importantes… aunque el Barça también creo que ha cometido errores y allí no todo es Disneylandia

domingo, 25 de octubre de 2009

Sindelar: jugar o no jugar (y II)

Hace algunos días Ricardo Colomo escribía en este blog un excelente post titulado: "Sindelar: jugar o no jugar"; se refería Ricardo al "Mozart del fútbol" o "el hombre de papel", como era conocido Matthias Sindelar, un héroe nacional en Austria que representa un símbolo de resistencia contra la Alemania nazi de Hitler y al que se le dedicó una calle (la Sinderlastrasse) en Viena.

En el libro "Fútbol: Fenómeno de Fenómenos", en el Capítulo 1 dedicado al "Fútbol como fenómeno político", le dedicó algunas líneas en el apartado de la utilización política del balompié por parte del Tercer Reich. Como alguna vez hemos comentado, el fútbol era un deporte masivo que contaba con el apoyo popular, algo que los dictadores europeos (Mussolini, Hitler y Franco) aprovecharon para transmitir ideología al mismo tiempo que fue utilizado como "droga social" para mantener a la gente en un estado de calma política.

Para apoyar lo comentado por Ricardo Colomo y lo escrito en el libro os dejo un video (dividido en dos partes) que se emitió en el Canal de Historia. Interesante. Seguro que os va a gustar.
.

martes, 20 de octubre de 2009

Qué le pudo pasar a Maradona


Vaya por delante que soy un admirador compulsivo del jugador-Maradona: Desequilibrante y genio en el campo y auténtico líder protector y solidario con sus compañeros en el vestuario.

Sin embargo, oyendo la rueda de prensa del último partido entre Uruguay y Argentina, con triunfo de esta última por 0-1 en los minutos postreros del encuentro y con clasificación incluida para el Mundial de Sudáfrica, nos encontramos con un Maradona- Seleccionador que nos abochornó con sus declaraciones, no tanto por el fondo como por las formas. ¿Qué pudo ocurrir? En este artículo voy a intentar dar mi impresión particular sobre cómo la presión puede influirnos a todos aquellos que en algún momento asumimos responsabilidades encabezando un grupo de alto rendimiento, ya sea deportivo o de cualquier sector del mercado.

A mi juicio, lo primero que tenemos que hacer para que no ocurran estas situaciones es hacer hincapié en la selección de la persona que tiene que dirigir bajo presión. Uno de los mayores baluartes que debemos exigir, que no el único, es el autocontrol, pues este cargo es un amplificador emocional del grupo: si tenemos confianza, el grupo mostrará seguridad; si tenemos miedo, el grupo mostrará pánico.

En el alto rendimiento existe un core o núcleo principal y unos factores externos que giran permanentemente alrededor de él: En el deporte serían la prensa, la organización, el público, los agentes o representantes, la familia y en el mundo empresarial estos factores lo compondrían los stakeholders.

Todos ellos generan una presión sobre el núcleo central que, de un modo u otro, afectan o influyen en su devenir diario y, por ende, en sus resultados. Esta presión es como la energía, ni la creamos ni la evitamos, pero se puede transformar. Ahí es donde entra en juego el director o líder de un grupo.

En el caso de Maradona, imagino que utilizó las feroces críticas a su juego y el miedo del país a quedar fuera del Mundial como elemento cohesionador del grupo y una motivación extra para sus jugadores. Hasta ahí todo bien, pues todos los entrenadores hemos utilizado ese recurso en alguna ocasión. Ahora bien, si es un recurso, una vez conseguido el objetivo se pasa página y no se hace público. El problema es cuando se justifica como un fin. Ahí comienza una batalla que me temo no acabará bien, pues no se puede vivir en contra de algo que no se puede eliminar, como decíamos anteriormente.

En el mundo empresarial también ocurre estas situaciones pero a la inversa. No se hacen declaraciones públicas, pues dañaría gravemente la reputación corporativa, pero sí se trasforman en destrucción del clima laboral, injusticias con el equipo o incoherencia con lo que uno predica y lo que hace.

En definitiva, el hecho de que nos supere la presión viene originada por una falta interna de confianza hacia uno mismo, hacia el equipo o hacia el trabajo realizado y, sobre todo, por una desvirtuación del sentido del resultado. Para mostrarlo gráficamente, nos podemos imaginar cuando pasamos un precipicio de lado a lado sobre un tronco de madera. Si miramos al fondo y vemos todo lo que nos puede acontecer si nos caemos, estamos generando unas reacciones fisiológicas propias del miedo que nos van a agarrotar, a quitar la confianza y, al final, van a hacer que nos despeñemos. Sin embargo, si atravesamos mirando al frente, recordando todas las veces que lo hemos hecho bien, mirando todo lo que nos espera al cruzar, las sensaciones serán de confianza, de ilusión y de motivación y seguro que lo cruzaremos.

Disculpo a Maradona, aparte por mi antaña admiración, por su falta de experiencia en esas lides, pero aconsejo a quien corresponda que trabaje ese tipo de situaciones si no quiere que la próxima vez se despeñe de veras, y con él unos cuantos.

lunes, 19 de octubre de 2009

Javier Lozano: ¡Un lujo a Nuestro Alcance!

Hoy estamos de celebración. Hoy el equipo de Aprende del Deporte se enriquece con un grandísimo profesional del mundo del deporte: Javier Lozano.

El curriculum deportivo de Javier es espéctacular:
- Jugador de fútbol sala donde fue 40 veces internacional
- Entrenador de Fútbol Sala del Caja Toledo y del Interviú Boomerang
- Selección Nacional de Fútbol Sala donde consiguió entre otros muchísimos títulos dos campeonatos del mundo en 2000 y 2004
- Además Javier formó parte del equipo técnico de la Selección Españona Absoluta de Fútbol 11 con Camacho en el Mundial de Corea y Japón (2002)

Por otro lado en su faceta de directivo ha sido:
- Director de la Ciudad del Fútbol de la RFEF
- Director de la Fundación de la RFEF
- Director Area Profesional Real Madrid C.F.
- Director Cantera Real Madrid C.F.

Y en la actualidad Javier es Presidente Liga Nacional Fútbol-Sala

Además de su dilatada trayectoría profesional todas las personas que le conocen destacan su gran calidad humana, sus valores y su honestidad. Es un lujo poder contar con él como Colaborador Habitual de nuestro blog.

¡Bienvenido y estamos deseando disfrutar de ti!

jueves, 15 de octubre de 2009

Sindelar: Jugar o no jugar


Tras algunos meses de calma, la zozobra ha vuelto a rodear a la Selección Española de Fútbol. Parece que algunos jugadores han abandonado la concentración antes del último e intrascendente partido de clasificación para el Mundial de Suráfrica 2010. Y, atendiendo a las informaciones de diversos medios, llueve sobre mojado.

Esta circunstancia me ha hecho recordar otros tiempos y otras circunstancias que abordé hace ya algunos años (en la Revista Mediapunta), y que reproduzco aquí con el ánimo de que ésta sirva de reflexión al lector sobre los temas clásicos de los valores y el compromiso.

Hubo una época lejana en el que saltar al campo o no hacerlo podía determinar el destino de los jugadores. Y nada tenía que ver con las primas, ni los regímenes internos o la comodidad. Se trataba del honor y la rectitud, la verdad y la valentía.

La Europa de entreguerras poco tenía que ver con el estado del bienestar. En la depauperada Austria de la época, rota por la desmembración nacional, el desempleo y las deudas de guerra, surgió el que, para muchos, ha sido el mayor talento futbolístico de centroeuropa: Matthias Sindelar, “el Mozart del fútbol”. Se trataba de un delantero centro ligero e inteligente y dotado de una exquisita calidad. Ésta le permitía, en aquel fútbol dominado por el WM, participar de la distribución del mediocampo, abandonando su posición de ariete para propiciar llegadas de los centrocampistas. El juego raso de pases cortos que ideó Hugo Misl para Sindelar, Horvath y Viertl, entre otros, es considerado precedente de la selección de los “Mágicos Magiares” de los cincuenta y del fútbol total de la “Naranja Mecánica” de Rinus Michels en los setenta.
Nacido en el seno de una familia de escasos recursos, el conocido como “hombre de papel”, quedó huérfano de padre, como tantos otros entonces, a la edad de catorce años. En la dura postguerra, Sindelar desempeñó diversos oficios compaginando su quehacer con los partidos jugados en el equipo aficionado del Hertha de Viena. Todo empezó a cambiar cuando en 1924 fue fichado por el Austria Viena. Algún tiempo después debutó con su selección contra Suiza anotando un gol. Ya en la década de los treinta, la concentración de grandes jugadores austriacos condujo a la formación del Wunderteam (equipo maravilloso). No obstante, la ausencia del fútbol en la cita olímpica de 1932, la derrota en semifinales contra los anfitriones en Italia 1934 y la nueva derrota contra Italia, esta vez en la final de Berlín 1936, privaron a Austria de un mayor reconocimiento internacional. Esta es, hasta donde hemos contado, una historia relativamente común. Sin embargo, el destino reservaba a Sindelar un fin singular y trágico.
La pujanza económica y política de la Alemania de Hitler, unida a la crisis económica austriaca y a la connivencia de la mayor parte de la sociedad determinaron la anexión de Austria en 1938. Sólo 20 días después de la entrada de Hitler en Viena, se jugó el último partido internacional de aquella gran Austria. Los nuevos dirigentes organizaron un partido amistoso entre Alemania y el Wunderteam. El partido no trascurrió de la forma que se había previsto, y Alemania perdió 2-0. Sindelar marcó un gol y celebró el triunfo de forma “excesivamente” llamativa. Sólo una semana después, más del 99% de los austriacos ratificaron en referéndum la anexión austriaca a Alemania.
El Mundial de Francia 1938 de ese verano, era un objetivo prioritario para el ministro de propaganda alemán Joseph Goebbels. La selección resultante de la fusión de la capacidad física alemana y la calidad de la escuela del Danubio debía ser todopoderosa. Sindelar sería necesariamente su delantero centro. Pero se negó a jugar defendiendo la camiseta alemana. Alemania, abucheada en masa por el público francés, cayó de forma sorprendente en primera ronda frente a Suiza por 4 goles a 2, después de ir ganando por dos tantos de diferencia.
El Enero del año siguiente, el cadáver de Sindelar fue encontrado en su piso vienés. Las circunstancias que rodearon su muerte nunca fueron totalmente aclaradas, a pesar de que los informes policiales establecieron la causa del fallecimiento en la deficiente combustión de una estufa. Sin embargo, la estufa no presentaba defectos aparentes y en la habitación no se percibía olor a gas. Se especuló con el suicidio inducido por la situación del país, por motivos amorosos, la acción directa de los nazis que le acosaban… Ocho meses después, la Wechmart invadía Polonia iniciándose así a la Segunda Guerra Mundial.

martes, 13 de octubre de 2009

Ronaldo, Alonso, Goiri ¿Salarios adecuados?




Cristiano Ronaldo llega al Real Madrid en el verano de 2009 tras protagonizar, como algunos lo han denominado, el record Guinness de los contratos deportivos: ¡94 millones de euros de traspaso + 12 millones de € al año para el jugador durante 6 temporadas! Las críticas por tan impresionante dispendio en medio de la crisis se oyeron desde el Arzobispado de Barcelona, al Presidente del Gobierno, (quizás porque ambos son culés y les hubiese gustado que fichara por el Barça…, naturalmente es una broma.), pasando por todo tipo de medios internacionales, federaciones deportivas y tertulianos por doquier.


Hace unos días la prensa deportiva anuncia el fichaje de Fernando Alonso por parte de la mítica escudería Ferrari por ¡El doble de lo que cobra Cristiano Ronaldo por temporada! ¡25 millones de euros anuales! Esta vez me sorprendió las pocas voces que se alzaron para señalar el multimillonario contrato. No entendía muy bien el porqué.


Pero el otro día, ojeando la prensa, encontré una noticia que apagaba por completo los “escándalos” Ronaldo y Alonso: tras su salida del BBVA, el Consejero Delegado José Ignacio Goirigolzarri, cobrará ¡53 millones de euros de indemnización! Esta cifra venía acompañada por otras cantidades muy superiores que banqueros de otros países se habían llevado desde 2007. Está claro que las críticas de todos los rincones de la sociedad por estas retribuciones, han clamado al cielo por cantidad tan abusiva, haciéndonos que nos olvidemos de los dos deportistas citados anteriormente.


Pero pienso que si el Real Madrid ha hecho tan “espeluznante” inversión por Ronaldo, estoy convencido que antes de que termine su contrato, el club espera recuperar el dinero invertido más algún dividendo ganancial, ¡Si conoceré al genio de las finanzas que rige al Real Madrid!
Y lo mismo pienso en el caso de Alonso, ¿O es que Ferrari no espera sacar rendimiento de este fichaje? Y el Sr. Goirigolzarri, ¿Cuánto dinero habrá hecho ganar al BBVA para retirarse con tan importante “morterón” en el bolsillo?


Pero dicho esto, quiero volver a la realidad, al día a día, recalcando que creo que todos los profesionales se merecen una retribución tan importante como marque la oferta de su mercado, pero también enfocando este asunto desde la dinámica de equipo y sus consecuencias.


Las cantidades que hemos comentado parecen cifras que pueden escapar a toda lógica, y lo que es peor, se pueden convertir en un atentado a los valores del equipo, tanto deportivo como empresarial. Porque ¿hemos pensado en los demás miembros del equipo? ¿Cómo reaccionarán los “otros” ante tan desmedida diferencia salarial? ¿O es que los “otros” no trabajan de igual manera para hacer más grande a su Club o Empresa? ¿Qué pasaría si los “otros” bajarán su rendimiento por no sentirse valorados o si sólo encontraran su motivación con subidas salariales descomunales? ¿En qué situación quedan los Entrenadores, Directores, que a la larga son los que tienen que poner orden y disciplina en el equipo gestionando estás diferencias salariales? ¿Cuál es el mensaje que hay que dar a los “otros” de estas organizaciones, empresas o clubs, para que entiendan que es también bueno para ellos?


Yo he sido deportista y técnico profesional, desgraciadamente para mí y mi cuenta bancaria, en una época en la que no se cobraban estas cantidades y en un deporte que cotiza a otro nivel. Cerré desde el Real Madrid el fichaje de Felipe Reyes, que fue el más caro de la historia del Club en su sección de baloncesto hasta 2004, irrisorio y pura calderilla comparando con las cantidades de las que estamos hablando, y aún así hubo que hilar muy fino para que el grupo no se resintiera. Uno, que se siente muy orgulloso de cómo se enfoco este problema, tiene vértigo al pensar cómo podría solucionar el tremendo “embolado” que supone convencer a los “otros”… ¡Menos mal que no me toca a mí!


Ardua tarea les espera pues, a Presidentes, Directores Generales, Directores Deportivos, etc., para hacer comprender a los “otros” lo importante que es para la Empresa o Club los fichajes e indemnizaciones “estratosféricos”, que sin duda lo serán. Ellos, más que hilar van a tener que hacer encaje de bolillos, para que sus equipos no se deshilachen, y de verdad, es lo que les deseo, porque si lo consiguen, aquí tendrán un ferviente admirador.

lunes, 5 de octubre de 2009

Madrid 2020 ¡Juntos podemos!


Quiero destacar, en este momento en dónde la ciudad de Madrid no ha conseguido ser elegida como sede para las olimpiadas del 2016, la importancia de encontrar proyectos que unan a todos los españoles entorno a ellos.

Para mí, y me imagino que para una grandísima mayoría de españoles, ver unidos a los políticos, a las instituciones, a los diferentes pueblos que configuran nuestro país, es algo de lo que me siento muy orgulloso.
Y ahí es dónde reside la importancia de todo lo que ha supuesto esta candidatura: Somos capaces de trabajar juntos.
Parecería obvio que esto fuese así, pero no lo es y en muchas ocasiones ponemos preferentemente de manifiesto lo poco que nos separa, en lugar de exponer todo aquello que nos une.

La demostración de unión en la Candidatura Madrid 2016, me resulta muy reconfortante, me devuelve el optimismo y me reafirma en la fe sobre mi país.
Creo que la contribución del deporte a la unidad de todos nosotros, siempre respetando la diversidad y encontrando en ella nuestra grandeza es un maravilloso ejemplo para todos.
El simple hecho de encontrar esos puntos comunes, como por ejemplo la Selección Nacional de Fútbol, Nadal, la Selección de Baloncesto, Fernando Alonso, Contador,… y tantos otros son excelentes ejemplos de ello.

Esta vez tampoco lo hemos conseguido, pero hemos estado por un tiempo, todos juntos ilusionados con el proyecto. Quisiera dar las gracias a todos los que han hecho posible este casi “MILAGRO”, en los tiempos que corren, aquí no ha habido espacio para otra cosa que no fuese la ilusión conjunta de traer a España ese acontecimiento mundial que supone unos juegos olímpicos.
Pido a quien corresponda que no haya posibilidad de desesperanza, hay que volver a intentarlo para el 2020, y así hasta que lo consigamos, en el camino estaremos todos más unidos y ese ejercicio, aunque no se consiga el éxito buscado, merece la pena.

Tengamos nuestra esperanza puesta en el 2020, empecemos a luchar por ello y que todo el olimpismo vea que lo de España, es un movimiento imparable y sólo falta ponerle la fecha definitiva en que Madrid sea sede de unas olimpiadas.

viernes, 2 de octubre de 2009

El Arte de la Guerra de Scariolo


En uno de los capítulos del Arte de la Guerra, Sun Tzu habla de la importancia de estudiar profundamente la guerra y todas las variables que intervienen. Destaca cinco factores clave: la influencia moral, el clima, el terrerno, el mando y la doctrina. "Con inlfuencia moral me refiero a lo que motiva a la gente a estar en armonía con sus líderes, a fin de que les puedan acompañar en vida y muerte sin miedo a morir. Con mando me refero a las cualidades de inteligencia sinceridad, humanidad coraje y severidad del general", señala. En un acertado comentario, Chang Yü, historiador chino cuya obra principal fue Pai Chaing Chuan: Las biografías de Cien Generales, deja una interesante reflexión: "Cuando alguien trata a la gente con benevolencia, justicia, rectitud, y deposita en ella la confianza, el ejército estará espiritualmente unido y estará feliz de servir a sus líderes. El Libro de las Mutaciones dice: 'Con la alegría de superar dificultades, la gente se olvida del peligro de la muerte'".

En el pasado Eurobasket, el general Scariolo dio un claro ejemplo de mando y su inteligencia para amoldarse al grupo en determinados aspectos, y no al revés, fue decisiva en la consecución del oro. Hace muchos años que creo que es el mejor entrenador y un estratega casi inigualable por su afán de superación y tenacidad, y casi obsesión perfeccionista por el trabajo. En Polonia dejó claro que también es un gran seleccionador y un buen gestor humano, que es igual de importante que lo primero.

España llega al Europeo con muchos jugadores importantes tocados o lesionados y tras un fuerte varapalo en el último amistoso. A la primera, la situación se complica con una derrota ante Serbia que deja malas sensaciones. Se salva una 'primera' final ante Gran Bretaña, pero las sensaciones siguen sin recuperarse y se gana a Eslovenia en la prórroga para pasar a la segunda fase con España moviéndose en un terreno desconocido desde muchos años atras: el de la duda. Scariolo se reune con los jugadores y en una charla abierta en la que no se buscan ni culpables ni responsables sino soluciones, el seleccionador pregunta si él es el problema. Que un 'jefe' haga esto es digno de mención y elogio. El grupo es claro: "No". Y la solución que dan es seguir trabajando y ser más intensos. José Luis Sáez, presidente de la FEB, transmite a Jorge Garbajosa, co capitán junto a Navarro, su diagnóstico: "Aquí el único problema que veo son vuestras caras serias, que hace mucho que no las veía. A vosotros os caracterza la ilusión, las ganas de pasarlo bien y disfrutar en la cancha". A partir de ahí, el grupo reacciona. Sufre un pequeño varapalo ante Turquía aunque las sensaciones ya empiezan a ser mejores, y se llega al oro.

Entre medias, el grupo hace autogestión cierra filas y se muestra más unido que nunca pese a los palos que llueven. "Lo que no nos ha matado nos ha hecho más fuertes", comenta Garbajosa. El grupo se reencuentra y se suelta con el general Scariolo al frente. Es elocuente la forma de gestionar y afrontar la final ante Serbia, el rival que hizo tambalear los cimientos de la selección en la primera jornada.

En el video que adjunto a partir delminuto 4 se ve la charla táctica de Scariolo antes de la final: no hay pizarra, ni tácticas y sí un video proyectado que habla de lo dura que ha sido la travesía hasta llegar al oro. Como dijo Sun Tzu: Conoce al enemigo y conócete a tí mismo. Así, en cien batallas jamás estarás en peligro".
Merece ver este extracto del documental de Veo7 Un oro de película: Así es el dia de la final, paseo matinal, la charla etc. Todo restando cierta trascendencia al partido. Me recuerda a la final del Mundial de Japón con los jugadores jugando toda la mañana a la pocha y olvidándose de la hora del partido: http://www.youtube.com/watch?v=ziBFXhxJaQA
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails